Australia se encuentra al borde de una crisis humanitaria tras días de violentos incendios

Australia se encuentra al borde de una crisis humanitaria, cientos de incendios siguen acabando todo a su paso; se agotan los suministros.

Los alimentos, el combustible y el agua se agotan de manera rápida en un momento en el que la mayoría de carreteras están cerradas o colapsadas; no hay electricidad en gran parte del país ni la suficiente ayuda sanitaria.

Hasta los momentos se han contabilizado 18 víctimas mortales.

Las autoridades advirtieron  que las condiciones empeorarán el sábado en Victoria y Nueva Gales del Sur y piden que hiervan el agua hasta que pueda analizarse; ante el temor de que el agua se haya contaminado debido a los incendios.

Las autoridades organizaron una operación de rescate para unos 4000 ciudadanos que pasaron nochevieja en las playas de Mallacoota y quedaron atrapados por el fuego.

Cientos de residentes y turistas se trasladaron hasta la costa, listos para arrojarse al agua y protegerse de las llamas que invaden el cielo de Australia

Varios helicópteros y barcos militares se desplegaron por las regiones afectadas para participar en las tareas de evacuación y asistencia en esta crisis humanitaria con miles de afectados.

Australia vive una de las mayores sequías de su historia

La nación nunca sufrió un año tan caliente o seco como el 2019. Más de 5,36 millones de hectáreas en todo el país fueron arrasadas y más de 1.400 casas destruidas.

Ciudades como Canberra, la capital, se convirtieron en las más contaminadas del mundo al tener que hacer frente a los altos niveles de humo que los incendios provocaron.

Se estima según ecologistas de la Universidad de Sidney; que entre mamiferos, aves y reptiles, han muerto cerca de 480 millones de animales directa o indirectamente a causa de los incendios.