Integrante de Bethel pide oración por su hija, quien fue declarada muerta

La líder de adoración de Bethel, Kalley Heiligenthal, ha pedido a la iglesia mundial que ore por su hija, Olive, quien murió el fin de semana.

Heiligenthal y su esposo, Andrew, creen que su hija puede resucitar a la vida por el poder de Jesucristo, y les piden a los hermanos y hermanas de la fe que se unan a ellos para orar por un milagro.

“Estamos pidiendo oración. Creemos en un Jesús que murió y derrotó de manera concluyente cada tumba, con las llaves del poder de la resurrección”, escribió Kalley, señalando que Olive había sido “declarada muerta por los médicos” el sábado después de que dejó de respirar.

“Estamos pidiendo oraciones audaces y unificadas de la iglesia mundial para apoyarnos en la creencia de que Él resucitará a esta pequeña niña”, agregó la desconsolada madre. “Su tiempo aquí no ha terminado, y es nuestro momento de creer con valentía y con confianza en ejercer lo que el Rey Jesús pagó. Es hora de que ella cobre vida”.

Jen Johnson y Dominic Shahbon, de Bethel, compartieron videos en Instagram de la propia Kalley liderando el culto el domingo. El asombroso video muestra a Heiligenthal declarando audazmente que Dios revivirá a su hija, y la iglesia se hace eco apasionadamente de su grito para provocar que el Espíritu Santo se mueva:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

@kalleyheili prophesying !!!⚡️⚡️⚡️⚡️ #WakeUpOlive

Una publicación compartida por Jenn Johnson (@jennjohnson20) el

Se puede ver a Kalley corriendo por el escenario y declarando una línea de la canción de adoración “Way Maker”.

“Aunque no pueda ver, estás obrando”, grita. “Siempre estás, siempre estás obrando”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Going into worship tonight declaring LIFE — that as we lift up the name of Jesus everything CHANGES. He is the God of the impossible. #WakeUpOlive

Una publicación compartida por Bethel Music (@bethelmusic) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Calling everyone to pray!!!!!!!! Please join with us as we pray for LIFE over Kalley and Andrew Heiligenthal’s daughter – Olive. From Kalley’s post: We’re asking for prayer. We believe in Jesus who died and conclusively defeated every grave, holding the keys to resurrection power. We need it for our little Olive Alayne, who stopped breathing yesterday and has been pronounced dead by the doctors. We are asking for bold, unified prayers from the global church to stand with us in belief that he will raise our little girl back to life. Her time here is not done, and it is our time to believe boldly, and with confidence wield what King Jesus paid for. It is time for her to come back to life.

Una publicación compartida por Eric Johnson (@ericj76) el

Al momento de escribir este artículo, la publicación de Kalley ha recibido casi 13,000 comentarios, la mayoría de los cuales son oraciones de declaración para que Olive vuelva a respirar. “Declarando la vida de resurrección”, escribió el compañero líder de adoración de Bethel, Brian Johnson.

Por su parte, la cantante Christine D’Clario, escribió: “La bebita de mi amiga @kalleyheili dejó de respirar el sábado y los doctores la declararon muerta. Estamos orando y creyendo junto a ella y su esposo que Dios la puede levantar y traerla a vida nuevamente. La familia de @bethel@bethelmusic, la iglesia global, amigos y familia estamos unidos en oración creyendo por el milagro de resurrección. Por favor toma un tiempo y levanta un clamor para que la pequeña Olive regrese a la vida. Marcos 5:39-41 #wakeupOlive”,

“Contigo mi amigo y rezando por un milagro”, declaró Jonathon Douglass de Hillsong. “Orando por Kalley… guerrera. En el NOMBRE DE JESÚS”, señaló la cantante Kari Jobe.

“Kalley, los Barretts están orando. Jesús ayuda”, agregó el líder de adoración de “Housefires”, Pat Barrett.

Actualmente no hay actualizaciones sobre la condición de Olive, pero lo mantendremos informado con cualquier información nueva a medida que salga a la luz. Se ha establecido una campaña de GoFundMe para ayudar a la familia en este momento difícil. Puedes donar aquí.

¡Siga orando junto a la familia Helingathal!